Adapting to my new life

Diana pic3 post in spanish

Author: Diana

Recuerdo lo emocionada que estaba al saber que iba a estudiar en King’s College London y que iba a vivir en Londres. Wao! Simplemente estaba sin palabras, y es que pensar en lo maravilloso que es esta ciudad, me llena de muchísima alegría. El proceso de adaptación a una nueva vida es como una aventura. Te tienes que adaptar a todo, y todo es nuevo, desde el lugar en donde vives y con quien vives, a tu escuela, incluyendo clases y compañeros, a tu nuevo lugar de trabajo, al medio de transporte y hasta a la diferente zona horaria. Parece mucho, y la realidad es que es mucho, pero el proceso no tiene que ser todo al mismo tiempo.

Lo primero que hice fue ponerme cómoda en mi departamento. Acomode todas mis cosas, pregunte en recepción donde estaba el súper mas cercano, fui, compre comida y cosas de limpieza, y termine organizando mi cuarto de la manera justo como lo imaginaba. Mi cuarto, es como el lugar perfecto para sentirme en casa, ya que tengo fotos y cosas que me recuerdan a mi familia y amigos. Una cosa, que en lo personal me ayudo muchísimo a adaptarme a esta nueva vida en Londres, fue hacer el habito de ir al gimnasio. En mi vida en Texas y en México ir al gimnasio no era parte de mi rutina, pero aquí se ha vuelto una de las partes mas esenciales de mis días. Los primeros días iba con mis audífonos y listo, a hacer ejercicio. Pero poco a poco, al pasar de los días fui conociendo a mucha gente y creo que ha sido el lugar donde mas gente he conocido. Y es súper padre! Me encanta ir al gimnasio con mis amigas y amigos, es como un tiempo para relajarme.

La escuela esta increíble. Yo me quede enamorada de las instalaciones, pero sobre todo, de mis clases. Los profesores son las personas mas preparadas que conozco y tienen una pasión enorme por ensenar que hacen que las clases sean aun mas interesantes. Al principio me costo un poco de trabajo adaptarme al ritmo de las clases, ya que una maestría exige mucho mas estudio individual, muchas lecturas, repasar las presentaciones y al mismo tiempo empezar a pensar en proyectos para los ensayos finales y tesis. Pero es un proceso normal. Yo me estreso mucho porque quiero que todo este perfecto y en un tiempo adecuado, pero platicando con amigos que ahora están en su doctorado, me dicen que ellos pasaron por lo mismo y que es parte de esta transición entre una licenciatura y una maestría. Así que creo que la clave para adaptarme a mis clases y a la escuela en general fue y es, perseverancia y dedicación.

Diana pic1 post in spanish

Otra cosa que me ayudo a adaptarme a la escuela, fueron las organizaciones estudiantiles y mis compañeros de maestría. En KCL hay muchísimas organizaciones estudiantiles de todo tipo, culturales, religiosas, deportivas entre muchas otras. Yo recientemente me uní a la organización de KCL Mexican Society, donde realizan varios eventos al año tradicionales de México. Poder compartir tus tradiciones con otras personas a pesar de estar fuera de tu país es muy emotivo. Por otro lado, mi grupo de maestría es muy unido y hemos establecido una muy bonita amistad entre todos. Aproximadamente, el 70% de mis compañeros del programa son estudiantes internacionales, y entre todos nos hemos apoyado y entendido en este proceso de adaptación.

Encontrar un trabajo, también era una de mis prioridades al llegar aquí, ya que se que estar en el ámbito laboral también contribuye positivamente a este proceso de adaptación. Como en todos los lugares, encontrar un trabajo no es fácil, sin embargo hay muchísimas opciones tanto en la universidad como fuera de ella, así que yo me puse a buscar un trabajo en ambos. Sabia que el primer semestre se me iba a hacer pesado y necesitaría un horario flexible y tengo la enorme oportunidad de trabajar para el programa de Embajadores de KCL que es mucho mas que un trabajo, es una experiencia por si sola. Yo quería tener un trabajo la primer semana de haber llegado, pero toma tiempo, así que la clave esta en tener paciencia.

Por ultimo, también tuve que adaptarme a la ciudad en general, la zona horaria y la transportación. Una de las cosas que mas me ha costado trabajo adaptarme es a la diferencia de hora entre Londres y México. Creo que esto es debido a que estoy en constante comunicación con mi familia y prometido y a veces prefiero desvelarme un poquito para hablar con ellos en su tarde y pues claro que eso afecta a mis horas de dormir. Por otro lado, adaptarme al transporte publico no me costo nada de trabajo. La mayoría del tiempo tomo el tren para la universidad, pero también muy frecuentemente ocupo el metro y esporádicamente los autobuses. Me encanta que esta muy bien organizado, hay muy pocos retrasos y eso me ayuda a planear con cautela mi día a día.

 

Con una sonrisa de oreja a oreja, puedo Diana pic2 post in spanishasegurar que esta aventura de adaptación a mi vida en Londres, ha sido una experiencia única y que vale muchísimo la pena todos los esfuerzos.